Tienda de chucherías

 

Otro de los negocios que funcionan muy bien en nuestros días son las tiendas de chucherías, sobre todo si están en un lugar por el que pasan muchos niños a diario, como en los alrededores de un colegio, un instituto o en la plaza de los pueblos.

Como pasa con los despachos de pan, la inversión para poner una tienda de chucherías es mínima. Basta con un local en una buena zona, y con comprar  algo de género, que además es muy económico.

El margen de venta es alto y aunque ganas muy poco por cada chuchería que vendes, nadie va a la tienda a por un chicle, por lo que al final cada cliente te va dejando un buen dinero, y la suma de muchos clientes hace que el negocio sea rentable.

Además de las chucherías, deberías vender bebidas, tanto refrescos como agua o incluso  otro tipo de bebidas, ya que así atraerás al negocio a personas adultas, que también te comprarán chucherías para sus hijos, sobrinos, nietos o incluso para ellos mismos.

 

Mas info en franquiciar mi empresa