PAINTBALL

La práctica del paintball tiene una gran cantidad de aficionados fieles, que aprovechan los meses de verano para realizar esta actividad al aire libre, aunque cuando el mal tiempo no les impide seguir realizándolo, ya que existen zonas cubiertas construidas para el mismo fín.

Esta actividad consiste en utilizar una especie de rifles de aire comprimido con los que se disparan pequeñas bolas de pintura con el objetivo de eliminar a los componentes de un equipo o lograr realizar algún propósito específico como capturar una bandera o eliminar a algún jugador en concreto.

Existen varias modalidades, que varían entre las que el que recibe el tiro de pintura es eliminado por completo del juego hasta el que te deja en el “banquillo” por un espacio de tiempo. También se puede jugar en equipo o de forma individual, aunque lo más habitual es que dos grupos formen cada uno un pequeño ejército para acabar con el contrario.

Cuando se juega en un espacio cerrado, este ha sido previamente equipado con todo tipo de objetos con los que cubrirse o en los que ocultarse, como bidones de metal, muros o coches abandonados, creando así una especie de escenario postapocalíptico.

Cuando se aprovechan espacios naturales para hacerlo, normalmente se hace en bosques con una cantidad importante de árboles, donde los jugadores se parapetan mientras se busca el disparo certero que les dará la victoria.

A pesar de tratarse de una actividad que recuerda a los escenarios de guerra, los organizadores aseguran que es uno de los deportes más seguros que se pueden realizar, ya que tanto el equipo de ataque como el de protección están pensados en extremar la seguridad para garantizar la integridad de los aficionados.

Esta actividad comenzó con la idea de recrear cacerías, si bien ha ido evolucionando hasta las actividades estratégicas que conocemos hoy.

Action Live Paintball Madrid