Consejos para comprar carritos de bebé

 

La adquisición de un cochecito para bebé suele ser uno de los momentos más estresantes que los próximos a ser padres suelen pasar… Debido a la variedad, sí, hay demasiado de donde elegir, lo puedes encontrar en todos los colores, tamaños, precios y con todos los accesorios que te puedas imaginar. Aquí te dejamos unos consejos para que tu monedero, espalda y bebé no sufran por una decisión errada de cochecito.

Primeros puntos a tratar antes de elegir el carrito perfecto

Carrito bebé barato Rocking Baby

Adquirir un carrito de bebé es lo más costoso después de adquirir una cuna a la hora de ser padre primerizo, si la dificultad de adquirir unos estos aparatos no solo residiera en el estrés monetario que implica, sino también se le agrega a la búsqueda interminable del cochecito perfecto.

Un punto súper importante: si el coche de paseo que tienes pensado para el pequeño está aprobado por los entes competentes, este servirá de maravilla. Mucho más importante: es normal que termines con la carreola equivocada ya que no se adapta a tus necesidades, pero si las del infante o que se adapta a tu bebé quisquilloso y no a ti, así que al final desistiremos y no le daremos mucho uso al costoso aparato. Antes de saber que carrito quieres comprar debes tener una noción básica del mismo.

Partes de un carrito de bebé

 

La simplicidad de un portabebés o un carrito común y corriente ha sido reemplazada por modelos más divertidos que ingeniería espacial. Las sillitas de paseo actuales cuentan con más de tres piezas o secciones que ayudan a ajustar el carrito durante todas las etapas de crecimiento del niño.

La primera pregunta que se hacen los padres suele ser: ¿Adquirir un cochecito que tenga un millón de partes multipropósito u obtener varias piezas por separado que se puedan acomodar a nuestras necesidades?

En muchos casos es más práctico obtener un coche de bebé con las tres secciones, ya que estos tienen un esqueleto principal en el que se colocarán las otras piezas que se irán ajustando al pequeño y sus necesidades. Por ejemplo:

1.-La cesta: cuando el bebé está recién nacido hasta sus seis meses es el periodo útil de este instrumento, ya que durante los primeros meses el pequeño no puede sostenerse a sí mismo y debe estar completamente tumbado sobre su espalda.

2.-Sillón de viaje: Alrededor de los seis meses el pequeño ya cuenta con la fuerza para sostener su cabeza y querrá estar un poquito más sentado.

3.-El ‘huevito maxicosi’: una especie de cunilla que se usa generalmente para llevar al pequeño en el coche, pero no se debe dejar al bebé dentro del mismo durante mucho tiempo. Será de total utilidad hasta que el niño ronde el año.

Algunas personas optan por usar el ‘huevito maxicosi’ como una pieza intercambiable entre el auto y el cochecito de paseo normal, pero si es muy engorroso para ti estar colocando y quitando constantemente el aparato lo más recomendado es comprar una silla especial para auto. Depende totalmente de la marca y el diseño del modelo si podemos tener varias partes o una carriola básica con vida útil de unos pocos meses.

Otra pregunta recurrente es: ¿Cuál es la cifra máxima o mínima que se debe gastar a la hora de comprar un coche de bebé?

Solamente lo que tú estás dispuesto a gastar es la respuesta a esta pregunta, lo primero que debes tener en mente antes de sumergirte en la búsqueda de un cochecito es el presupuesto. Todos los cochecitos de bebe baratos son buenos dependiendo de cómo se usen.